Research Spotlight

Man looking through microscrope.

The NINDS conducts stroke research and clinical trials at its laboratories and clinics at the NIH, and through grants to major medical institutions across the country.

Read More
View Literature »
View Research Programs »

Loading the player...

Video Transcript

Dr. Merino: En los Estados Unidos, el ataque cerebral es la tercera causa más frecuente de muerte, y es la causa número uno de invalidez o de discapacidad permanente.  Afortunadamente, hay tratamientos para el ataque cerebral.  Pero es muy importante saber reconocer los síntomas para poder actuar inmediatamente y llamar al 911 para recibirlos a tiempo.
Hoy vamos a aprender: qué es un ataque cerebral,
cuáles son los factores de riesgo,
cuáles son los síntomas,
y por qué es importante reconocerlos y llamar inmediatamente al 911.

Dorita: Yo nunca sabía ni nunca pensaba de que la clase de vida que yo llevaba pudiera atraer un ataque cerebral.  El médico me dijo que yo debería de cambiar mi modo de vivir, tener una dieta más saludable, hacer ejercicio, porque yo nunca he hecho ejercicio...
eso fue una de las razones por las cuales este ataque me pasó.

Dr. Merino: En nuestra comunidad, al ataque cerebral se le conoce por varios términos, tales como embolia, derrame cerebral, apoplejía, o trombosis.  Sin embargo, hoy vamos a referirnos a este fenómeno como ataque cerebral únicamente.

Dr. Merino: El ataque cerebral es un trastorno en el sistema de las arterias y las venas del cerebro.  Las arterias son muy importantes porque llevan la sangre que trae oxígeno, que es necesario para que el cerebro pueda llevar a cabo sus funciones.  El problema del ataque cerebral se puede comparar a los problemas de la tubería de una casa; en que la tubería puede romperse o puede taparse.  Cuando una arteria se rompe –que es lo que se llama hemorragia cerebral-- la sangre sale al tejido y causa muerte de las células.  Cuando una arteria se tapa, normalmente por un coágulo, la sangre no puede pasar más allá y, por lo tanto esa área del cerebro no tiene oxígeno y se muere.

Dorita: El sentimiento que uno tiene cuando esta experiencia toma el control del cuerpo es de miedo.  Es un miedo que no se puede describir.

Dr. Merino: Existen varios factores de riesgos para el ataque cerebral.  Algunos de estos no los podemos modificar como es la historia familiar.  Sin embargo, los más importantes, sí podemos modificarlos para disminuir nuestros riesgos. El factor más importante es la presión arterial alta.  Pero otros factores son el colesterol elevado, la diabetes, la obesidad, la falta de actividad física, y el fumar.

Dorita: Total, el más grande cambio que yo he hecho desde el ataque, es que yo hago ejercicios todos los días.  Cuando el médico me dijo: “Usted tiene que hacer ejercicio,” yo le pregunté: ¿Qué clase de ejercicio?, y me dijo: “El más fácil, seria de caminar.” 
Así es que, yo fui, decidí  a buscarme un perro.  Y fui al sitio donde guardan los animales y me escogí una lindísima perrita, que se llama Mimi, y con la cual yo camino todas las mañanas.

Dr. Merino: Nosotros podemos tomar acciones que disminuyen nuestro riesgo de un ataque cerebral.
Por ejemplo, es importante tomarse la presión regularmente y visitar a su médico de forma regular.  También, si le han diagnosticado presión alta, colesterol elevado, o diabetes, es importante tomar las medicinas que el médico le recomendó. 
Hay que seguir una dieta saludable, rica en frutas y verduras, con poca grasa; y mantener un peso adecuado. 
También es importante mantener actividad física que puede ser de caminar todos los días, jugar en el parque con los niños, y muy importante, dejar de fumar.

Dorita: Y efectivamente, con la medicina que yo tomo, con el ejercicio que yo hago, y con la dieta que mantengo, yo he podido sentirme bien.

Dr. Merino: Como pudimos ver, Dorita tuvo un ataque cerebral y pudo recibir atención médica en un tiempo adecuado.
Ahora, está siguiendo todas las indicaciones de su médico: está comiendo una dieta saludable rica en frutas y verduras; mantiene un nivel de actividad física, por ejemplo, caminando con su perro; y se toma la presión de una manera regular. 
Aunque ella lo hace con un aparato, es posible hacer esto de otra manera.
Puede ir a la oficina de su médico, una clínica comunitaria, o a las ferias de salud, por ejemplo.

Dorita: Yo todavía no tenía que morir.

Manuel: Eran como las tres, tres y media de la mañana cuando desperté con una pesadilla, o sea, un mal sueño.  Cuando me desperté yo no sentía el cuerpo, nada, nada.  Estaba completamente dormido, el cuerpo y todo. O sea desde aquí todo, para el lado izquierdo; la pierna, el brazo y todo eso, todo dormido, no me lo podía sentir.
Ah, fue, si en parte pues un poco, o sea muy, me dio un poquito de miedo al principio, pero seguí pensando en que era únicamente un sueño. 
Fue mi esposa la que reconoció que estaba sufriendo un ataque cerebral.  Yo le decía a mi esposa de que, que o sea, solamente era una pesadilla, pero ella insistía en que no, que era un ataque cerebral.

Dr. Merino: Es importante reconocer los síntomas del ataque cerebral; ya sea, nosotros, o en los que nos rodean, para que si están presentes podamos llamar al 911 inmediatamente. 
Hay cinco grupos de síntomas que debemos reconocer.  Uno: parálisis o adormecimiento de un brazo, una pierna, o la cara. 
Dos: dificultad súbita para hablar o comprender lo que nos dicen.
Tres: dificultad para ver ya sea con un ojo o con los dos ojos. 
Cuatro: problemas súbitos para caminar, problemas súbitos de coordinación o mareo.  Y cinco: dolor de cabeza súbito y severo que no tenga alguna otra explicación.
Estos síntomas pueden ocurrir, ya sea, uno solo o todos en su conjunto.

Manuel: Cuando estábamos en el hospital, mi esposa le decía a las enfermeras: “Mi esposo está sufriendo un ataque cerebral  ¡Ayúdenlo!”  Y ellos me atendieron inmediatamente.

Dr. Merino: Todos debemos reconocer los síntomas de un ataque cerebral.  Muchas veces la persona que lo está padeciendo no está consciente de ello.  Pero si la gente que lo rodea lo reconoce, pueden actuar a tiempo, y así, tener tratamiento médico de manera inmediata. 
Por ejemplo, en el caso de Manuel, el no estaba consciente que estaba teniendo un ataque cerebral.  Pero su esposa reconoció los síntomas, actuó a tiempo, y así pudo obtener atención médica inmediata.

Manuel: Gracias a que mi esposa reconoció los síntomas del ataque cerebral, pude recibir atención médica inmediatamente.

Ileana: Un día, hace casi tres años, llegué a la casa y entré en la casa.  Y cuando entré mi mamá estaba allí, las niñas estaban allí.  Y digo: “Hola, ¿cómo están?” 
Entonces, me senté a hablar con mi mamá, y le dije yo: “No me estoy sintiendo bien.  Estoy cansada,  me quiero acostar.  Quiero subir y acostarme.” 
Fui para arriba para mi cama y me acosté. 
Entonces, la próxima cosa que me acuerdo es estar en la ambulancia con mi esposo. Él también estaba en la casa,  él había llegado atrás de mí ese día.  Estaba con mi mamá, los dos hablando lo que deben hacer.  No me acuerdo quién llamo al 911, pero alguien lo llamo.  Ella te puede decir esa parte porque no me acuerdo más que esto.

Gladis: Le dije al esposo de ella: “Hay que llamar al 911.  A ella le está pasando algo.  ¡Hay que llamar al 911!”

Dr. Merino: Es importante llamar al 911 inmediatamente porque los tratamientos para el ataque cerebral son efectivos si se aplican cerca del tiempo de inicio de los síntomas

Gladis: Cuando los síntomas, el primero: tienes el síntoma que llega a la casa y ya no camina normalmente; el habla: empieza tener dificultad comunicándose, se siente mal y dice que es el estómago; después constantemente se está agarrando su brazo, como que no lo siente.  Y ella se está agarrando el brazo, agarrando el brazo.

Walter (EMT): En caso de un ataque cerebral, cada minuto cuenta.  No tengas miedo y hazlo correcto.  Llama al 911 inmediatamente.

Ileana y Gladis: Ileana Yo estaba: “No voy al hospital”  y ellos estaban discutiendo

Gladis: “Sí, sí tu no querías ir al hospital.  Y Tom te decía “bueno… podemos… que se tome…”
Y yo: “¡No!  El hospital, el hospital.  Olvídate del médico”
“Vamos a esperar a que llame al médico”
“¡No! el hospital, el 911” 
Era una obsesión.  Me entró una obsesión.  Me volví obsesiva con el 911.  Yo confío en el 911; tengo confianza.  Ellos te van a ofrecer lo que no te va ofrecer más nadie.

Walter (EMT) : Cuando usted llame al 911, alguien como yo puede trasladarlo al hospital inmediatamente y usted  puede recibir el tratamiento adecuado a tiempo.

Gladis: Yo creo que hay momentos en la vida que hay una influencia superior a uno que te hace ver algo que tú  normalmente tú no quisieras ver ni quisieras que estuviera pasando.
Cuando tu ves tu hija, llena de vida, con dos niñas al lado y piensas que se te está muriendo.  Tú no sabes lo que está pasando, pero el presentimiento fue, ella tiene, está sufriendo un ataque cerebral. 
Los síntomas; ella no tenía otra razón para que le esté pasando eso.  Yo sé un poquito de lo que son los síntomas, de lo que es un ataque cerebral. 
Y es importante que todos lo sepamos,  y que sea o no sea llamar al 911, puede representar la vida o la muerte o la recuperación total.

Dr. Merino: Muchas veces si no nos sentimos cómodos  hablando inglés, no queremos llamar al 911. 
Pero, con llamar al 911 y decir la palabra “Stroke” reconocen que estamos teniendo un ataque cerebral.  Entonces recuerde, hay que llamar al 911 y decir “‘Stroke”

Dr. Merino: En el caso de Ileana, ella no sabía lo que le estaba pasando y no quería ir al hospital.  Su mamá reconoció los síntomas de un ataque cerebral, y sabía que la mejor manera de recibir tratamiento a tiempo era llamando al 911.  Gracias a que llamó al 911,  ella recibió tratamiento a tiempo, y ahora se encuentra en un buen estado de salud.

Ileana: Estoy aquí por ella.

Ileana y Gladis: Y no vamos a llorar más.

Dr. Merino: Afortunadamente, para Dorita, Ileana y Manuel, el final fue feliz porque recibieron atención a tiempo.  Muchas personas no reconocen los síntomas, no actúan a tiempo, y las consecuencias pueden ser muy graves.  Ahora que sabe reconocer los síntomas de un ataque cerebral y la importancia de llamar al 911, esta en sus manos actuar a tiempo para recibir el tratamiento adecuado. 

Comparta esta información con sus familiares y amigos.  Dígales: “Conozca los síntomas y actúe a tiempo.
 

NIH...Turning Discovery Into Health®